jueves, 25 de febrero de 2010

Falafel y crema de yogurt.

Falafel.

Garbanzos crudos, cebolla, ajo, levadura en polvo, perejil, sal, curry.
Ponemos en remojo los garbanzos crudos unas 12 horas. Este tiempo será suficiente para que se ablanden y los podamos triturar. Escurrimos la legumbre y la pasamos por el brazo mecánico, hasta que lo obtengamos una pasta bien fina, deshaciendo incluso la piel.
En una sartén sofreímos a fuego lento la cebolla y el ajo, evitando que cojan color. Mezclaremos, la harina o pasta que hemos obtenido de los garbanzos, con el sofrito de cebolla y ajo, perejil fresco picado, medio sobre de levadura en polvo, curry, y rectificamos de sal. Esta masa la dejaremos en la nevera 1 hora más o menos.
Con las manos mojadas mejor, vamos haciendo bolas como para croquetas, que luego aplastaremos ligeramente. Las llevamos al horno ya caliente, a una temperatura media, en una bandeja bien aceitada, y los tendremos unos 10 minutos por cada lado. Otra opción sería freírlos en aceite bien caliente.

Salsa de yogurt.

Hay algunas variantes, a mi me gusta mucho la que os doy.
Pepino, ajo, sal, aceite, vinagre y yogurt griego.

Cortar o triturar el pepino y el ajo, aliñarlo con la sal, el aceite y el vinagre, y dejarlo un ratito en reposo. Mezclar bien con un yogurt griego. Listo. Esta salsa va muy bien para acompañar los falafel, pero también shoarma, u otro tipo de carnes.

Este plato lo podemos comer en pan de pita, o con ensalada, o si no, mejor improvisa la manera que más te apetezca. Un truqui...puedes poner unos cuantos en una bolsita de plástico apta para alimentos y congelarlos. Cuando te apetezcan, los descongelas, los calientas y listo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

gracias por tu comentario